María Gutiérrez Cueto más conocida como María Blanchard nació en Santander el año 1881 y murió en París el año 1932 a causa de la tuberculosis. María Blanchard fue una de las creadoras del movimiento cubista de la primera mitad del S.XX pero su obra al igual que la de muchas mujeres ha permanecido en el olvido durante muchos años.

María Blanchard provenía de una familia culta hecho que la ayudó, ya que su padre la introdujo en el mundo del arte. Blanchard reflejó en sus pinturas los graves problemas por los que pasó desde su infancia hasta el día de su muerte. Infancia marcada por las burlas que recibe de todos los niños, que se mofan de la deformación física que la acompaña desde su nacimiento.

La carrera artística de María Blanchard la podemos dividir en tres etapas diferenciadas. La primera etapa transcurre del año 1908 al año 1913. Durante esta etapa la pintora adquiere su propio estilo e identidad. Recibe clases en París bajo las órdenes de Anglada Camarasa y de Keeves van Dongen. En sus obras de esta primera etapa se puede ver la influencia que ejercieron sobre María Blanchard sus maestros los cuales la orientaron en la utilización de los colores y su expresión.

Blanchard_ninfas
Ninfas encadenando a Sileno. María Blanchard, 1910

La segunda etapa transcurre del año 1913 a 1919. Blanchard formará parte activa del movimiento cubista y se integrará activamente en los círculos más importantes del movimiento conocedora de los desarrollos de la nueva vanguardia. En 1914 María Blanchard se verá obligada a regresar de París tras el comienzo de la 1ª Guerra Mundial. Pero en 1915 una vez finalizada la 1ª Guerra Mundial regresará a París para establecer definitivamente su residencia en la capital francesa. Durante esta etapa a María Blanchard se la reconocerá como una de las figuras del movimiento cubista. Blanchard desarrollará su propio estilo cubista introduciendo elementos personales como por ejemplo el tratamiento del color. A pesar de la aceptación de sus obras no será hasta los últimos años de esta etapa cuando la pintora obtenga el reconocimiento  público y participe en exposiciones junto a las grandes figuras del cubismo.

Blanchard_abanico
Mujer con abanico. María Blanchard, 1916

Finalmente, la última etapa de su carrera artística transcurre del año 1920 hasta su muerte. Durante esta etapa María Blanchard dará un pequeño giro a su estilo y abandonará el desorden del cubismo para retornar al orden de las cosas. Durante estos últimos años María Blanchard representará a través de sus pinturas sus trágicas vivencias entre las que podemos incluir sus dolencias y la fatal pérdida de su gran amigo Juan Gris. A lo largo de estos últimos años Blanchard pinta figuras en las que se puede observar la influencia del cubismo pero sin llegar al estilo adquirido por la pintora en sus dos etapas anteriores.

Blanchard_con
La convaleciente. María Blanchard, 1925-1926

FELIZ DÍA DE LA MUJER

Referencias consultadas

http://www.museoreinasofia.es/exposiciones/maria-blanchard

http://www.arteespana.com/mariablanchard.htm

https://elpais.com/cultura/2012/06/20/actualidad/1340218736_226990.html

http://www.mujeresenlahistoria.com/2012/09/la-belleza-deseada-maria-blanchard-1881.html

https://www.eldiario.es/norte/cantabria/cantabrosconhistoria/Maria-Blanchard-triunfo-olvido_6_548805120.html